El simple hecho de hablar algo, ya es un acto de creación, ese mismo acto humano de entablar una conversación, discutir, o simplemente nombrar un concepto puede llegar a esclarecer bastantes ideas u ordenarlas.

En la semana pasada estuvimos en el Conversatorio # 1 de Territorio Bicueé, hablando de arquitectura con otros amigos arquitectos y podemos decir que la experiencia en si misma fue trascendente, sin embargo, la idea es que en estos conversatorios se unan más personas y sea interactivo, en esta ocasión hubo una grabación que próximamente podrán consultar en nuestra página de Facebook y que esperamos puedan discutir, porque de eso se trata.

Hablar de un tema es esencial para generar teorías, una práctica que personalmente consideramos necesaria y un poco olvidada para hacer verdadera arquitectura, una arquitectura coherente con el discurso filosófico, pero para hacer esto, primero debe haber un discurso, uno que hable de lo que será, como arquitectos somos definitivamente optimistas, infinitamente diría para ser precisos, ya que lo que hacemos es crear, traer de la imaginación al mundo físico, medible y tangible una obra. Para ello generamos demasiados procesos mentales y también físicos, pero sobre todo creemos que estos procesos deberían estar organizados en el mundo abstracto, ya que no porque no sean visibles no puedan ser también estudiados.

Esperen el segundo Conversatorio próximamente y participen de la discusión, hablemos de arquitectura